El 8 de julio del 2014 el sol no salió en la ciudad de Río de Janeiro, la derrota de Brasil hizo que la fiesta terminara y que los brasileños despertaran de el sueño se ser campeones mundiales en su propia tierra, la tristeza, enojo y malestar se dejó ver en las portadas de los periódicos brasileños y en el semblante de todos los aficionados brazucas.

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.