Las Chivas no funcionan en la cancha y los jugadores ya están cansados de que se culpen a ellos solamente. Omar Bravo es uno de los referentes del equipo y uno de los de mayor experiencia y liderazgo de un equipo que no encuentra el camino. El delantero declara que es su responsabilidad y la de sus compañeros la de responder en la cancha y no dejarse distraer por el desorden que hay en la estructura de la directiva rojiblanca.
Bravo es consciente de que todos son culpables del mal paso, pero es hora de aceptar cada uno su responsabilidad y tirar para el mismo lado.

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.