Hay personajes en el folclor mexicano que están entre el mito y la realidad, uno de ellos es el Hijo del Santo, que por décadas ha llevado la máscara más emblemática de la lucha libre con orgullo.

El día de reyes es un día lleno de fantasía para la mayoría de los niños, por lo que el enmascarado de plata decidió dedicarle tiempo de calidad a los más pequeños, partiendo una deliciosa rosca de reyes.

Todos tenemos ilusiones, incluso este gran luchador, que nos confesó que tener un caballo de verdad, era su mas grande anhelo en la vida. Sencillo, cálido y humano, así es el Hijo del Santo.

REPORTERO
Jesús Rodríguez

7 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Próximos Eventos en Vivo

No hay próximos eventos actualmente.