Vamos a Ver que el político y dueño del Veracruz, Fidel Kuri perdió los estribos.
Combinar al futbol y la política al parecer no es lo ideal para Fidel Kuri quién demostró un comportamiento reprobable y verdaderamente vergonzoso el pasado 15 de enero al terminar el partido entre Veracruz y León. Kuri perdió la cordura contra Edgardo Codesal director del área técnica en la Comisión de Silbantes de la Federación Mexicana de Fútbol, cuando el árbitro Yahir Miranda expulsó a Keko Villalba. El político, que por cierto no tiene nada de polite, se acercó al lugar donde se encontraba Codesal le empezó a reclamar y después le dio una palmada en la espalda. Edgardo Codesal se supo controlar perfectamente y se mantuvo en silencio pero luego la cosa se puso peor y tuvieron que intervenir elementos de seguridad del estadio y llevarse a quien fuera el árbitro en la final del Mundial de Italia 90, para evitar una situación más grave.
¿Cómo es posible que un político que se supone debería de actuar con total diplomacia no pudiera controlar sus emociones? Imagínense de que podía ser capaz si ante una situación como esta tuvo una reacción tan agresiva.
Recordemos que a principios del 2015 Kuri insistió en poder mezclar las dos actividades, que dijo eran su pasión y aseguró que no se alejaría de ninguna de ellas. Pero con este tipo de comportamiento las autoridades de la Federación Mexicana de Futbol deberían de reconsiderar esta combinación.
¿Y tú qué opinas del comportamiento de Kuri? Yo soy Paola Guzman y Vamos a Ver a quién les tengo para la próxima!

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.