Las rivalidades deportivas se viven de manera intensa todos los días del año, pero cuando llega el momento de enfrentarse hay una acumulación de nervios, alegría, euforia y pasión. América y Cruz Azul protagonizaron una nueva edición del “Clásico joven”, donde aficionados de Veracruz, Tamaulipas, Chiapas, Anaheim, Chicago y demás latitudes, llegaron con la ilusión de ver triunfar al equipo de sus amores.

La división entre los novios, la carrilla entre familiares, recordar amargos momentos, fueron algunos momentos que vivimos previo al partido, donde las banderas y las playeras pintaron las inmediaciones del Estadio Azteca de amarillo y azul.

Ya iniciado el partido, no hubo un solo momento de paz, goles tempraneros y lesiones, empujones, tarjetas rojas y más goles, impidieron que los fanáticos se distrajeran por un solo minuto; al final un justo empate a 3 dejó a más de uno al borde del infarto.

¡Que siempre vivan los partidos América vs Cruz Azul!

REPORTERO
Jesús Rodríguez

3 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.