Desde 1994 y la presentación de la MLS de la mano con el mundial en los Estados Unidos, se ha hablado de los esfuerzos y el crecimiento de futbol en el vecino del norte. Cada año se habla de lo mucho que han evolucionado y lo estancado de la liga de nuestro país. ¡Falso! Los resultados hablan, y la afición americanista lo saben, llegaron confiados al partido frente a Sounders y sabiendo las diferencias abismales que aún existen.

Aproximadamente 200 aficionados hicieron el viaje desde el noroeste de la unión americana, sin duda Seattle es la ciudad con los aficionados más pasionales, fieles y ruidosos. Explotaron de júbilo al irse arriba en el marcador con un autogol de Pablo Aguilar, pero rápidamente recibieron un balde de agua fría con tremenda jugada del capitán 14 de las Águilas, que definió Darwin.
Oribe Peralta, minutos después, remató solo en el área chica y para el segundo tiempo Andrés Andrade cerró el marcador, 3-1 final,
5-3 en el global.

Ni los Beckham, los Donovan, los Henry, Gerrard, Pirlo o Villa; aquí en Concacaf, a nivel de clubes,
¡México Manda!

REPORTERO
Jesús Rodríguez

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.