Desde el anuncio del retiro profesional de Liger de los cuadriláteros, se deseaba que el japonés viniera a México a despedirse de la tierra que lo ayudo desde sus inicios para aprender el estilo que solo tierras aztecas puede ofrecer.

Primero fue la Arena México, después la Arena Coliseo y la última para era la Arena López Mateos de Tlalnepantla que se abarrotó para recibir a Místico como su compañero de esquina y enfrentarse a Carístico y el gran Último Guerrero.

Las viejas rencillas de la máscara “Plata y Oro” generó que la batalla se desbordara de pasión, con llaveo, lances y grandes emociones que pasaron de la lona a las butacas.
Al final, la estrella de New Japan Pro Wrestling logró poner espaldas planas al “Luchador de otro nivel” para despedirse de la afición mexicana, el mítico y tan querido Jyushin Thunder Liger.

¡Hasta siempre Liger!

REPORTERO
Jesús Rodríguez

4 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.